cl.sinergiasostenible.org
Nuevas recetas

Chicago: el círculo de Weiner

Chicago: el círculo de Weiner


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Para un weiner ganador, no hierva, cocine a la parrilla

Si no está demasiado intimidado para pedir en este legendario hot doggery (cuidado con el "batido de chocolate con leche"), la mudanza es un perro doble char con todo. Un hot dog Vienna Beef en un panecillo de semillas de amapola se “arrastra por el jardín”, es decir, con mostaza, cebollas crudas, condimento verde neón, pepinillo en vinagre, rodajas de tomate y sal de apio. Esencialmente, este es el tradicional hot dog de Chicago con una excepción.

¿La salida de la versión purista? El Weiner's Circle asa a la parrilla a sus perros en lugar de cocinarlos al vapor. Un carbón doble es simplemente dos perros ennegrecidos debajo de todas esas verduras en un bollo. Puede que no te convierta del original Nathan's de Coney Island mostaza y chucrut, pero podría decirse que es el mejor lugar para probar un verdadero perro de Chicago. Ni siquiera pienses en pedir salsa de tomate.


Cuando el círculo de Wiener se vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente engreído enviado a casa con lágrimas después de haber recibido una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los perros char, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando Wiener's Circle vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener’s Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto de que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a las cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente arrogante enviado a casa con lágrimas después de recibir una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando Wiener's Circle vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a las cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente arrogante enviado a casa con lágrimas después de recibir una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando Wiener's Circle vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente engreído enviado a casa con lágrimas después de haber recibido una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los perros char, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando Wiener's Circle vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener’s Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto de que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente engreído enviado a casa con lágrimas después de haber recibido una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando Wiener's Circle vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente engreído enviado a casa con lágrimas después de haber recibido una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando el círculo de Wiener se vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a las cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente arrogante enviado a casa con lágrimas después de recibir una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando el círculo de Wiener se vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente engreído enviado a casa con lágrimas después de haber recibido una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando el círculo de Wiener se vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a las cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente arrogante enviado a casa con lágrimas después de recibir una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los char dogs, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Cuando Wiener's Circle vuelva a abrir, el infame puesto de perritos calientes agregará una barra

Los fanáticos de Wiener's Circle han estado un poco nerviosos desde la víspera de Año Nuevo, que fue la última vez que el puesto de Lincoln Park sirvió un perro al estilo de Chicago. Durante la pandemia, el puesto probó trucos como la entrega y el abuso en la acera; los insultos del personal pueden ser vulgares, pero los clientes habituales los consideran parte del encanto del restaurante. Pero la pandemia mantuvo cerrados los bares donde Wiener's Circle abastecía a muchos de sus clientes y ralentizó el negocio hasta el punto que los propietarios cerraron el stand el 1 de enero sin revelar por qué.

La administradora Evelyn Morris, quien ha trabajado en el puesto durante 31 años, tiene respuestas: el puesto de perritos calientes está siendo renovado y espera volver a abrir en junio. Si bien el espacio necesitaba nuevas tuberías y ventanas, el trabajo será más extenso. El estacionamiento en la parte de atrás se transformará para asientos en el patio. Y, con suerte, como dice Morris, habrá un bar que sirva alcohol.

Mientras los planes están en marcha, Wiener's Circle aclaró después de la publicación inicial que no han recibido una licencia formal de licor de la ciudad.

Mientras tanto, los clientes del stand no se perderán el estacionamiento: "En estos días, la gente ya no conduce tanto", agrega Morris. "Si están de fiesta, se llevarán Ubers y Lyfts".

El puesto de perritos calientes, ahora propiedad de un grupo de inversionistas que incluye a Ari Levy, cuyo padre, Larry Levy, está detrás de Levy Restaurants, ha tenido una historia de 38 años que lo ha visto transformarse de un simple refugio en un vecindario a un tardío infame a nivel nacional. destino turístico nocturno. Incluso fue la estrella de su propio programa de telerrealidad. Numerosos equipos de televisión se han detenido para capturar a los clientes ingenuos que intentan difamar al personal con insultos, incluido un fragmento clásico de Triumph the Insult Dog. Gritar insultos a las cosas no es el movimiento más brillante, ya que no es inusual ver a un cliente arrogante enviado a casa con lágrimas después de recibir una respuesta hilarante y cruel de un empleado. Pero todo es divertido para los observadores, y los perros char, las papas fritas con queso cheddar y las hamburguesas son sabrosos y asequibles.

La adición de la barra podría ser un desarrollo sorprendente para los fanáticos. Pero Morris quiere asegurar a los clientes que la comida y el servicio seguirán siendo los mismos. También le recomendó a la propiedad que deje intacta la integridad de la fachada frontal. El letrero icónico no va a ninguna parte.

"En Chicago, han tomado todos los puestos de perritos calientes y los han hecho parecer todos millennials", dice Morris. "Simplemente me gusta el aspecto resistente".

Morris está ansiosa por regresar al trabajo, para supervisar a su grupo de trabajadores, incluida la principal Roberta “Poochie” Jackson. Ella está lista para su vacuna COVID-19 para poder asar adecuadamente a los clientes y demostrar realmente cómo la naturaleza se está curando a sí misma.

Círculo de Wiener, 2622 N. Clark Street, planeada reabrir en junio.


Ver el vídeo: Stanford Viennese Ball 2013 - Opening Committee Waltz